Inicio     Información     Vuelos a Huelva  





Para saber más...
 
Gastronomía
 
Fiestas y Ferias
 
Excursiones y rutas
 
Huelva capital
 
Guías de Turismo
 
Playas de Huelva

Síguenos

Hoteles recomendados en Huelva

La historia de Juan de Lepe
 

Lepe

Se cuentan muchos chistes de Lepe y de los leperos, pero la historia que os traigo hoy no es cosa de chiste aunque no lo parezca. Y es que es imposible no esbozar una sonrisa al oír la historia de un lepero que durante un día fue rey, nada menos que de Inglaterra.

Nuestro protagonista se llamaba Juan, Juan de Lepe. Apenas se tienen más datos que estos de un marinero natural de Lepe que un día arribó a tierras inglesas y que, con su astucia y su picardía, acabó ganándose el favor de la estirada corte inglesa. De trabajar en la mar, Juan de Lepe consiguió ganarse con su gracejo andaluz al mismísimo rey Enrique VII, el primero de la dinastía Tudor.

Al parecer, el rey Enrique VII gustaba de la compañía de este joven marinero español y se hacía acompañar de él durante los almuerzos y las veladas, pues le servía de distracción y así se abstraía de los problemas de su reinado, que para su desgracia fueron muchos.

Un buen día, Enrique VII se jugó con Juan de Lepe nada menos que el reinado de Inglaterra por un día, a una partida de cartas. No se sabe a ciencia cierta si el monarca inglés se dejó ganar o simplemente perdió, lo que se sabe es que Juan de Lepe ganó y se convirtió, de la noche a la mañana, en Rey de Inglaterra por 24 horas. Se cuenta incluso que la corte celebró una fiesta por todo lo alto en la que se envistió al falso rey, fiesta en la que no faltaron las mejores vituayas del reino.

Hasta aquí, nos damos cuenta de que los ingleses tomaron en la persona de Juan de Lepe a un bufón más, pero nuestro protagonista fue mucho más listo. Ejerció de rey de Inglaterra durante un día y como tal disfrutó del cargo, a tal punto que aprovechó para enriquecerse. Pillo como él solo, Juan de Lepe amasó en un día una fortuna suficiente como para vivir de manera holgada el resto de su vida.

Con el paso de los años, y a la muerte de Enrique VII, Juan de Lepe regresó a su tierra y trajo sus riquezas consigo, riquezas que donó a los franciscanos poco antes de su muerte. Los monjes de esta orden lo hicieron enterrar en el Convento de Nuestra Señora de la Bella bajo una lápida en la que sólo rezaba su nombre de pila y su hazaña en el extranjero.

Lamentablemente, de ese convento, situado en el Barrio del Terrón,  ya no queda nada por culpa del expolio que vivió la Iglesia a principios del siglo XIX. Aún así, Juan de Lepe tiene su calle en la ciudad, justo al lado del Ayuntamiento en la Plaza España. Además, se le atribuye popularmente el origen de la frase Saber más que Lepe, aunque realmente se refiera a otra persona, el obispo Pedro de Lepe.

Foto Vía Panoramio


Leer más sobre: Lepe

Artículos relacionados:
 
Programación cultural enero y febrero 2010 en Lepe
 
El Teatro Municipal Alcalde Juan Manuel Santana
 
La Capilla de San Cristóbal en Lepe
Deja tu comentario
  1. Excelente este artículo sobre este lepero singular. Si solo conoces Lepe por un mal chiste y quieres ver como es Lepe en estado puro, sin complejos ni prejuicios, visita el Mejor Blog del Mundo sobre esta localidad onuvense:

    LEPE TAL Y COMO ES. Comentario por franlepe
    20-09-2011 @  23:23

Busca tu hotel
Sitios de interés
   
Sobre Huelva - hoteles, vuelos y viajes 2009 | 
©2010. Diseño Antúnez Creativo | SobreBlogs Network | 2009-2014. Todos los derechos reservados.