El hospital maldito: Manuel Lois Parte I

Hospital Manuel Lois

En pleno centro de Huelva, durante los años 50, concretamente el día 30 de Junio de 1952, se inauguró el Hospital Manuel Lois, que permaneció activo hasta mediados de Diciembre de 1993, cuando se decidió abandonarlo sin motivos aparentes. Y es que el sanitario era ya un edificio viejo por entonces, no dotado de las instalaciones con las que actualmente cuenta su sustituto, el hospital Juan Ramón Jiménez.

No obstante resulta muy extraño que un edificio así de grandes dimensiones, de unos 11.000 metros cuadrados quede en ruinas durante tantos años, hasta el año 2008 y que durante esos quince años, casi todo el material clínico e inmobiliario permaneciese dentro, sin que nadie  del ayuntamiento decidiera retirarlo para reutilizarlos para otras actividades o simplemente tirarlos.

Todo esto causó gran sorpresa en la capital onubense, pues pocos meses antes del abandono este lugar era utilizado por todos los ciudadanos, siendo el hospital central de la provincia. La mayoría de la población adulta de Huelva ha nacido allí, yo también incluido.

Tras el repentino cese de sus funciones, se comenzaron a escuchar ruidos por la noche, a propagarse incendios y a verse imágenes extrañas desde sus ventanas. A partir de entonces se fue forjando un leyenda urbana, que quien sabe lo que tiene de cierta o de falsa, pero la Leyenda del Manuel Lois, sigue vigente hasta nuestros días.

Despues de su cierre muchos fueron los interesados, que después de burlar al guardia de seguridad del sanatorio, se adentraron dentro en busca de cosas a coste 0, como mesas, espejos…, o simplemente en busca de un sitio para hacer botellones, o para tener tranquilidad. Estos «turistas«, progresivamente fueron encontrándose con sorpresas. Por la noche los ascensores se ponían en funcionamiento, a pesar de no tener electricidad y la dama blanca hacia su aparición, entre otras muchas cosas.

Manuel Lois de Huelva

La dama blanca como fue bautizada a una misteriosa mujer que aparecía todas las noches vagando por las entrañas del edificio, y siempre era vista cruzando los oscuros pasillos, vestida solo con un camisón blanco, e iluminada por una misteriosa luz, aparentemente sin procedencia alguna, asustaba a todo el que decidiese entrar.

En la zona del mortuorio según algunos programas de investigación paranormal, se han hallado restos de cadáveres, como la pierna que afirmaba haber visto,el conocido programa emitido por Cuatro y conducido por Iker Jiménez, Cuarto Milenio, en su visita a las ruinas. Psicofonias y extrañas fotos prueban que había algo paranormal allí.

En una de sus plantas, en la que se encontraba una pequeña capilla y era frecuentada por monjas, durante varios años se escucharon gritos y aparecían sotanas abandonadas.

Tras el derrumbe del hospital el día 10/10/08, solo queda en pie una pequeño ambulatorio, situado en la parte nueva del recinto, y en el solar restante parece que se construirá un Instituto de Educación Secundaria, que quien sabe si guardará relación con los sucesos ocurridos en el mítico Manuel Lois.

Aqui os dejo un video sobre su demolición:

Imprimir

Categorias: Leyendas de Huelva


Comentarios (5)

  1. saida dice:

    esto es terorifico

  2. Anonimo dice:

    Eso es verdad yo entre con unos amigos, y todo eso es verdad. Los que no se lo crean »Ajo y Agua».

  3. anonimo dice:

    es verdad yo me lo creo

  4. anonimo dice:

    eso es verdad a mi me da komo si fuera un escalofrios

  5. Manuel dice:

    No debéis tener miedo. Solamente esperanza. La dama blanca es alguien que encarna a todos los que han nacido o muerto en el Lois. Grandes médicos, fabulosos enfermeros y así. También en Hospitales más nuevos de la provincia se ven apariciones. En el Vázquez Diaz murieron cientos de tuberculosos que pugnan por comunicarse con nosotros desde las tinieblas y en el Juán Ramón Jiménez hay una extraña fuerza que te domina cuando de madrugada caminas sola por aquellos pasillos largos y desangelados, cuidando a algún familiar. Se oye una música de fondo porque estos Hospitales están relativamente cerca del cementerio y del mortuorio…

Deja tu comentario