Niebla, la muralla de Huelva

Murallas de Niebla

Uno de los pueblos que más me sorprendió en la provincia de Huelva fue el de Niebla, a unos veinte kilómetros al noroeste de la capital. Verla a primera vista ya nos hace deducir su gran pasado histórico, con las fuertes murallas que la protegen, murallas de más de dos kilómetros de perímetro, y una serie de edificios que han hecho de Niebla Conjunto Histórico Artístico desde 1982.

Dicen que en la época romana Niebla era muy famosa, ya que la atravesaba una calzada romana que unía la desembocadura del Anas, hoy Guadiana, con Itálica. Las murallas que la rodean son de origen árabe, y es el primer elemento que vemos de Niebla, ya que bordean la carretera que nos trajo hasta aquí. Se cuenta que es el complejo amurallado más completo e importante de los que se conservan en España.

Se levantaron hacia el año 1130 con la tierra colorada que se encuentra a orillas del río Tinto. Consta de unas 40 torres rectangulares desde las que se organizaba la defensa de la ciudad. Cinco de ellas acogen las puertas de Niebla, conocidas como del Socorro, la del Buey, la del Agua, la del Embarcadero y la de Sevilla.

A la derecha de esta última puerta  visitaremos el Alcázar o Castillo de los Guzmanes, palacio concedido a esta familia en 1474. Los Guzmanes han sido durante muchos siglos condes de Niebla, y habitaron este castillo. Tomando como referencia las puertas de las murallas, podemos acercarnos a la Iglesia de San Martín, cerca de la puerta del Socorro.

Os queremos destacar también sin duda la Mezquita de Santa María de la Granada, justo en el centro de Niebla, en la plaza de Santa María. La mezcla de estilos que vemos que ofrece es porque, en sus orígenes, fue mezquita. Sus elementos más antiguos datan de los siglos X y XI. En su interior, los habitantes de Niebla sienten verdadera devoción por la Virgen de Santa María de la Granada.

Sobre el río Tinto se sitúa el puente romano de Niebla, un precioso recuerdo de la historia. Tras la visita, nada mjor que acercarnos a cualquiera de los bares y restaurantes de la zona para tomar algunos de sus platos más tradicionales. Os recomiendo de entre todos los revoltillos o las habas enzapatás, y todo regado con un buen vino de El Condado.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Niebla


Deja tu comentario