Sopa de pan con caldo de puchero

Sopa de pan

Después del puchero de mediodía, lo mejor es guardar el caldo sobrante como os explique en un artículo anterior, y utilizarlo por la noche en una sopa de pan con hierbabuena. Claro está que si también sobró algo de pringá, la disfrutemos después de tomarnos la sopa bien caliente, siempre y cuando no abusemos mucho, ya que nos podría sentar mal por la noche. La pringá con el tocino contiene bastante grasa y no vamos a poder dormir tranquilos.

Preparemos entonces la sopa… Empezamos como siempre con los ingredientes de la sopa de pan de caldo de puchero.

Ingredientes

  • Caldo de puchero sobrante
  • Pan de un día o dos
  • Hierbabuena
  • Picatostes (pan frito)
  • Jamón
  • Huevo duro

Preparación

  1. Calentamos el caldo de puchero que nos sobro a medio día.
  1. Mientras que se está calentando pondremos uno o dos huevos a cocer en agua para que se queden duros. A continuación freiremos unos trozos de pan cortados a daditos, evitando todo lo posible que queden con mucho aceite, para ello lo mejor es ponerlos encima de una servilleta de papel absorbente y así desprenderán aceite.
  1. Cortamos taquitos de jamón en trozos muy pequeños, una hoja de hierba buena en cada plato, si a alguien le gusta con más sabor dos hojas. Y cortamos el pan en rodajas y repartimos en los platos, las rodajas no deben ser ni muy gruesas ni muy finas, tamaño normal.
  1. Cuando tengamos el caldo caliente vertemos con ayuda de un cazo en cada plato por encima del plan para que se vaya quedando esponjado. Luego añadimos unos cuantos de taquitos de jamón, dos o tres picatostes y picaremos el huevo duro.
  1. Y ya tenemos nuestra sopa de pan con caldito de puchero lista para degustar.

Espero que os guste la receta. Es ideal para cuando hace mucho frío, como éste que estamos pasando estos días en toda España.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomía


Deja tu comentario