La Plaza de San Pedro en Huelva

Plaza de San Pedro

En estos días soleados de primavera, si estáis en Huelva ciudad, acercaros a la preciosa Plaza de San Pedro. A mí particularmente es un lugar que me gusta mucho visitar en cada una de mis estancias en Huelva, por el frescor de sus palmeras, y por la efigie blanca de uno de los templos más antiguos de la ciudad, la Iglesia de San Pedro.

Este templo fue construido en los siglos XV y XVI sobre los restos de una antigua mezquita. La pena es que el terremoto de Lisboa de 1755 obligó a que tuviera que ser bastante restaurada, sobre todo su fachada principal, convirtiéndola en barroca. Es preciosa la torre, que se remata con una aguja cubierta de azulejos. La parte del campanario está muy decorada.

Otro de los grandes elementos de esta plaza es lo que se conoce como el Cabezo de San Pedro, declarado de Bien de Interés Cultural. Es de una gran riqueza arqueológica, con restos que van desde la época del bronce hasta la Edad Media. A pesar de todo, el área arqueológica no se puede visitar, ya que es de propiedad privada.

Desde la Plaza de San Pedro vamos a tomar la calle Jesús de la Pasión, para encontrarnos con la Ermita de la Soledad, otro templo que me gusta particularmente, sobre todo el blanquísimo color de su fachada. Según la tradición, dicen que fue la primera iglesia de la ciudad.

Pero aún hay más, ya que en los siglos XVII y XVIII se convirtió a su vez en el primer centro de enseñanza en Huelva. En esta ermita se refugió y fue detenido el poeta Miguel Hernández cuando trataba de huir hasta Portugal.

Desde allí tenemos que recorrer el Paseo de Santa Fe, con sus palmeras y terrazas. Al final del paseo veremos el antiguo mercado, construido a comienzos del siglo XX. De él destacaremos su techo de cristal.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Huelva


Comentarios (1)

  1. onuba dice:

    de huelva me gusta todo, para muchos es una gran desconocida

Deja tu comentario