Cumbres Mayores, humilde en la sierra de Huelva

Cumbres Mayores

En la sierra de Huelva hay cientos de lugares que visitar y decenas de pueblos que disfrutar, por lo que por mucho que hablemos de estos lares siempre nos dejaremos, sin querer, algo olvidado. No obstante, e intentando eliminar lo máximo posible el hecho de no hablar de todo, hoy hablaremos de un pueblo que se sitúa en la parte que linda con Badajoz, Cumbres Mayores.

Pueblo enmarcado en el paisaje de la sierra, con todo ello que conlleva (por ejemplo el disfrute del medio ambiente), Cumbres Mayores se ha convertido en los últimos años en uno de los pueblos que más afluencia turística recibe en la provincia de Huelva en lo que a turismo rural se refiere.

Pero este pueblo tiene algo más que el encanto de la sierra. Cumbres Mayores se ha beneficiado del creciente negocio charcutero de la zona y se han hecho famosos ya sus embutidos. El producto estrella, como no podía ser de otro modo, es el jamón de cerdo ibérico.

Cumbres Mayores es de esos pueblos que sin tener un patrimonio histórico artístico demasiado grande, merece sin embargo ser visitado. Con sus limpias calles blancas, es agradable ir paseando poco a poco por los humildes edificios y monumentos que podríamos considerar más importantes de esta villa.

Así, podemos comenzar el paseo por visitar el castillo. Es el monumento más visible de Cumbres Mayores y esta fechada en el siglo XII, cuando se construyó por orden del rey Sancho IV. Su principal tarea era la defensa de estas tierras ante la “amenaza” portuguesa. De hecho, es el castillo más grande que se conserva en toda la provincia de Huelva.

Adosada al castillo podemos encontrar la iglesia de San Miguel Arcángel. Con una bella mezcla de estilos, es un templo con dimensiones considerables. Un ejemplo de la mezcla de estilos es que la nave central es de estilo gótico mientras que las capillas son renacentistas. Entre todo su magnífico conjunto de retablos, merece la pena fijarnos en el retablo del altar mayor, del siglo XVIII.

También podemos visitar las ermitas del pueblo, la de la Virgen del Amparo (del siglo XV) y la de la Esperanza (del siglo XIV). La portada del convento de las clarisas es lo que queda de un viejo convento que existió hasta finales del siglo XIX.

En fin, un agradable paseo por un entorno acogedor y algún que otro monumento y edificio que nos sorprenderán.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cumbres Mayores


Deja tu comentario