Rosal de la frontera, la historia en un municipio

Rosal de la frontera

Rosal de la frontera es un bello municipio que se encuentra al noroeste de la provincia de Huelva, uno de los pueblos que quedan cerca de Aroche y Santa Bárbara de Casas en España y Vilaverde de Ficalho en Portugal, y es que el nombre ya nos daba alguna pista. Se sitúa también en las estribaciones más occidentales de Sierra Morena, dentro de lo que se conoce como Picos de Aroche.

Uno de los atractivos de la localidad es su Patrimonio Histórico Andaluz. Se trata de la localización de varios yacimientos y poblados amurallados que datan de las épocas Calcolíticas o de la Edad Bronce y hasta la Edad Media.

Podremos ver pues algunos de los orígenes de lo que hoy se conoce como Huelva en sus tierras, más concretamente en Cortelana (asentamiento de la Edad de Hierro), en Cerro del Castillo (poblado prerromano inserto en la Baeturia Céltica), en Cerro de las Abejas (poblado que se inicia en la Edad del Cobre hasta el Bronce Final) y en Monteperros II (torre defensiva medieval). Otro de los atractivos prehistóricos es el Cromlech de La Pasada del Abad.

Uno de los mayores atractivos de la población son los restos de la ermita de San Mamés, en el barranco que lleva el mismo nombre y que parece tener su origen en la repoblación. Ella acogía un santuario que se supone que suscitaba gran devoción popular a ambos lados de la frontera. No obstante, el despoblamiento del lugar debido a los conflictos fronterizos obligo trasladar el santo a Aroche a eso de los mediados del siglo XVII, con lo que el edificio quedó abandonado y del cual sobreviven aún algunos paredones. Además, la belleza del lugar deja un sabor un tanto melancólico.

La iglesia Parroquial de San Isidro Labrador es otro lugar que se puede visitar pues fue construida en 1845 y en su interior se puede ver una talla de gran valor y origen desconocido.

En fin, Rosal de la Frontera tiene elementos varios que nos pueden hacer quedar durante todo un día paseando por sus alrededores y el núcleo urbano. Es, por descontado, un lugar en el que se puede comer bien y probar todo tipo de embutidos sureños, del mismo modo que probar un buen vino.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos de Huelva


Deja tu comentario