El Castillo de Moguer

Castillo de Moguer

El castillo de Moguer se encuentra en la localidad del mismo nombre, Huelva. Se trata de un castillo almohade reformado y ampliado en el siglo XIV. El castillo se levanta en una de las cotas más elevadas de la villa dominando gran parte del término y la desembocadura del río Tinto.

Sobre la construcción del edificio existen dos teorías muy diferentes:

• La primera es que se construyo con motivo de la fiebre constructora y el avance de las obras de carácter militar impulsadas por los Almohades en Sevilla, en la segunda mitad del siglo XII.

• Otra teoría posible otorgaría la autoría del castillo a alarifes mudéjares entre 1239 y 1240.

Más adelante, se elevó a la categoría de villa y después de pasar por varias manos, Alfonso XI la donó en 1333 a su almirante Alonso Jofre Tenorio y a su mujer Elvira Álvarez, que la convirtieron en uno de los núcleos urbanos más ricos y prósperos de la comarca. El castillo fue el núcleo en torno al cual, se organizó el primitivo caserío urbano de Moguer. Este castillo desempeñó una triple función:

1. Militar: era la actividad más importante. Al frente de ella se encontraba el alcaide, el cual era nombrado por el señor de la villa. El alcaide disfrutaba de amplias atribuciones y tenía un importante papel en la vida pública. Pertenecía al sector socio-económico más elevado.

2. Como residencia temporal del señor de la villa: Aunque los Portocarrero, señores de Moguer, solían residir en Sevilla o en Jerez de los Caballeros, eran frecuentes las visitas a su villa, relacionadas casi todas ellas con asuntos de su patrimonio. En ocasiones dichas estancias se prolongaban, siendo el castillo la residencia habitual de ellos o de cualquier otro miembro de su familia.

3. Y ocasionalmente, se utilizaba como depósito carcelario: sirvió de cárcel hasta mediados del siglo XVIII cuando se construyó el nuevo edificio para el Cabildo, destinado a ayuntamiento, pósito y cárcel.

Es un castillo pequeño y de planta cuadrada que contiene cuatro torres, una en cada esquina. Actualmente se conservan tres de sus cuatro torres y algunos de sus lienzos, gracias a su utilización como bodega y a que sus muros se emplearon como lugar de apoyo de viviendas. Un foso rodeaba al castillo, según dicen los testimonios escritos, aunque en la actualidad ha desaparecido bajo las construcciones que lo rodean. En los alrededores, por el lado oeste, podremos ver perfectamente conservada una noria musulmana.

Se encuentra en estado de ruina, aunque recientemente se ha recuperado parte de él, dedicándolo a actividades culturales. El patio de armas es diáfano y bajo él se halla el aljibe árabe, separado en dos por una arquería, en perfecto estado de conservación, que servía de almacén de agua. En él se encuentra una bodega del siglo XVIII, donde actualmente se encuentra la Oficina de Turismo.

Foto vía: wikanda

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Moguer


Deja tu comentario