Paymogo, en la frontera entre Portugal y España

Paymogo

Paymogo es una pequeña localidad onubense que se sitúa en la frontera con Portugal, localidad que mantiene viva la tradición fronteriza propia de todas las zonas intermedias entre países. Son lugares que mantienen un estilo propio de arquitectura, de vida, de forma de entender el entorno, son mezclas pero a la vez lugares con personalidades propias tal cómo lo podremos comprobar en Paymogo.

De la localidad podemos destacar un monumento, a saber, la Iglesia Castillo de Santa María Magdalena, templo del siglo XV con una torre del siglo XVII. El edificio se sitúa dentro de los restos semiderruidos de lo que fue antiguamente el Castillo de la localidad, construido también en el siglo XV y reedificado en el XVII durante las guerras que tuvo la Monarquía Hispánica con Portugal.

El monumento es el conjunto más emblemático y de mayor aceptación popular y turístico de la localidad. Lo que queda de lo que en su día fue el Castillo es una construcción defensiva abaluartada donde dentro queda el espacio ocupado en gran parte por la comentada iglesia. El conjunto que forman ambas fue declarado en 1944 Monumento Nacional y hoy día se considera como Bien de Interés Cultural. En el año 2000, a través de la intervención de una Escuela Talles se pudo recuperar un Baluarte del conjunto monumental y más tarde se recuperó el coro del conjunto y la techumbre.

Pero esta curiosa Iglesia-Castillo no es la única zona de interés de Paymogo. En el municipio podemos visitar también la Finca de Pagos de Sierra, la frontera natural entre España y Portugal. El lugar es una extensión de más de 6.000 hectáreas que hasta hace no muchos años se dedicada al cultivo de cereales. El lugar es un paisaje acolinado con continuos cabezos muy erosionados y con casi total ausencia de árboles. Existe una vegetación de gramíneas primaverales y cardos borriqueros en verano.

Hablando de fronteras naturales, podemos visitar también la Rivera del Chanza, escenario de una increíble belleza natural que sirvió de escaparate para numerosos contrabandistas y salvó más de un día sin comer a muchos paymogueros durante la Guerra Civil Española y la Postguerra. En dicho paraje podemos encontrar una amplia gama de plantas medicinales y aromáticas como distintos tipos de lavandas, romero, poleo, armoradú, etc.

Así pues, si queremos visitar un pueblo y un entorno con personalidad propia y estamos en Huelva, no podemos dejar de visitar Paymogo, extraño lugar que pertenece a España y Portugal a la vez pero a ninguno de los dos en concreto.

Imprimir

Categorias: Pueblos de Huelva


Deja tu comentario