Romería de San Mamés, en Aroche

Ermita de San Mames

San Mamés fue un mártir de la iglesia cuya vida estuvo llena de penurias, pues desde muy joven fue sometido a martirio y torturas. Finalmente, este santo encontró la muerte devorado por los leones, según reza una de las muchas versiones y variantes sobre los últimos días de su vida.

San Mamés es también el patrón de Aroche, y el pueblo le rinde cuando termina el mes de mayo sus fiestas grandes. Habitualmente, el último fin de semana del mes de las flores se celebra la Romería de San Mamés, en la que el pueblo peregrina hasta el bonito paraje natural de los Llanos de la Belleza, a unos dos kilómetros del centro urbano.

Aquí se encuentra la Ermita de San Mamés, un pequeño templo del siglo XIIi y que todavía conserva partes que corresponden al estilo mudéjar. Aquí se encuentra también el yacimiento arqueológico de Turóbriga, la única ciudad romana visitable de toda la provincia de Huelva.

Los actos comienzan el viernes, cuando se celebra la misa de romeros en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Terminada la ceremonia, la imagen de San Mamés se instala sobre unas andas y así recorre las calles de Aroche, entre el fervor de la gente que lo acompaña.

El sábado es el día grande de la Romería. La imagen de San Mamés se monta en una carreta tirada por bueyes y comienza así la peregrinación, desde bien temprano, a los Llanos de la Belleza, acompañados por los vecinos de la localidad que hacen el camino como pueden, bien a pie, a caballo o en carreta. Por la noche, la música y la verbena serán los protagonistas en la caseta municipal.

El domingo toca regresar a Aroche, aunque eso se hace al atardecer. Antes toca la misa de romeros dentro de la Ermita de San Mamés y toca pegarse un buen almuerzo, disfrutando de las delicias culinarias propias de la localidad, como la sopa de peso, y disfrutar de la buena compañía y la alegría de los arochenos.

Foto Vía Gabito Grupos

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Aroche, Fiestas


Deja tu comentario