La tumba de William Martin en Huelva

Tumba de William Martin

Ya sé que visitar un cementerio no suele ser un plan muy turístico, y mucho menos el visitar una tumba que aparentemente, no despierta ningún interés, ni visualmente, ni porque se trate de algún personaje famoso, casos como el del conocido torero El Litri o Guillermo Sundheim, el importante empresario alemán que creó la empresa que explotaría las minas de Río Tinto.

Estas tumbas se encuentran en el Cementerio de la Soledad, junto con esa tumba de William Martin, que en principio no llama nada la atención. Pero bien, si eres un poco freak de la historia, y en especial de la Segunda Guerra Mundial.

El nombre de William Martin quizás no te suene nada, pero formó parte de una importante y exitosa operación militar llamada Mincemeat (carne picada), y que supuso en un engaño de las fuerzas aliadas sobre las fuerzas alemanas e italianas, que permitió la cómoda conquista de la isla de Sicilia.

La idea era simple pero ciertamente macabra. Decidieron crear un falso oficial de la Armada Británica que, encontrado muerto, portaría documentos con una información falsa y así llevara a engaño a las fuerzas rivales. Como España, aunque neutral, simpatizaba aún con las fuerzas de el Eje del Mal, el cadáver de William Martin fue abandonado en la Playa de El Portil de Punta Umbría.

La acción fue un éxito y los alemanes se tragaron toda la historia, pues habían creado desde cero la vida de William Martin, creando incluso una novia falsa y falsas cartas de amor. Pero William Martin nunca existió, de ahí la gran controversia que ha existido durante muchos años por saber qué persona fue realmente este falso capitán, ¿de quién era el cadáver?.

Nada es oficial, pues la información está clasificada y poco ha salido a la luz, pero «el hombre que nunca existió» podría ser un realidad un vagabundo de Gales que encontraron muerto en plena calle. Su nombre es … ¡ah!, lo sabrás si le llevas flores a su tumba, pues lo encontrarás en su lápida junto al de William Martin, el nombre por el que pasó a la historia.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Huelva


Deja tu comentario