Visita el Castillo de Cala

Castillo de Cala

No hace mucho que terminaron las obras de restauración y revalorización de este lugar, el Castillo de Cala, y que se volvió a abrir para su visita. Ha sido una importante inversión, cercana al millón de euros, la que se ha necesitado para salvar este lugar muy importante para la historia de esta localidad onubense.

Hay quien sitúa el origen de esta fortaleza durante la dominación musulmana, si bien también hay quien cree que podría existir una pequeña fortaleza en el lugar ya en tiempos de los romanos, pues Cala fue un asentamiento importante en esa época y eran famosos sus ladrillos. Eso sí, esto no se puede contrastar ni por el estado de conservación del edificio ni por la falta de documentación, así que sólo son teorías.

La verdadera importancia de esta pequeña fortaleza llega tras la reconquista cristiana, en tiempos de Fernando III El Santo. Enclavada dentro del Reino de Sevilla, Cala y su Fortaleza junto a las de Aracena y a la de Santa Olalla del Cala, y otras muchas más de la comarca, forman parte del cinturón defensivo de lo que se conoce como la Banda Gallega. Es decir, una línea defensiva para evitar las incursiones de los lusos en los territorios del Reino de Castilla.

Por eso, es importante el haber salvado a este Castillo de la ruina y la destrucción si no había intervención arqueológica de por medio. Por mucho tiempo más, la fortaleza seguirá siendo testigo mudo de todo lo que ocurra en esta población y, aunque ya no tenga que controlar a los portugueses, seguirá siendo la atalaya desde donde se dominan todas las dehesas que se extienden a los pies de este pueblo de la Sierra de Huelva.

Si vas a pasar cerca de Cala, no dudes en detenerte en la población y hacer una rutita hasta su Castillo. Tanto en la Oficina de Turismo como cualquier vecino estará orgulloso de indicarte el camino que sube hasta ella.

Foto Vía La Información

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Pueblos de Huelva


Deja tu comentario